Donde puedo conseguir un abogado gratis

Teniendo en cuenta que la tarifa media por hora de un abogado en Estados Unidos oscila entre los 100 y los 300 dólares, muchas personas no pueden permitirse contratar a un abogado. Sin embargo, existe un alivio en forma de ayuda legal, un término que engloba cualquier servicio que proporciona asistencia legal a las personas con bajos ingresos. A continuación le presentamos sus opciones.

¿Puedo obtener abogado gratis?

Enfrentarse a un problema que requiere representación legal puede resultar abrumador. Aparte del problema en sí, también está la molestia de encontrar el abogado adecuado para su caso y tener suficiente dinero para asegurar sus servicios.

Aunque algunos asuntos legales pueden resolverse sin la ayuda de un abogado, esto no será así en todos los casos. A veces, una persona puede necesitar asistencia legal para entender leyes complejas o para asegurarse de que está cumpliendo con los requisitos adecuados.

En situaciones en las que una persona puede estar segura de manejar la mayoría de sus preocupaciones legales, pero tiene una o dos preguntas sobre un formulario judicial específico o necesita que se aclare un paso en el proceso de presentación, puede obtener asesoramiento legal gratuito en varios lugares. Pueden visitar sitios web legales gratuitos o contactar con líneas telefónicas de asistencia jurídica gratuita situadas en su estado. También pueden dirigirse a las sociedades locales de asistencia jurídica.

Otros recursos en los que puede obtener asesoramiento jurídico gratuito son la biblioteca pública, los sitios web de los tribunales, los sitios web de los colegios de abogados estatales o locales y las clínicas jurídicas afiliadas a las facultades de derecho de su estado.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que es posible que algunas de estas fuentes no puedan responder a todas sus preguntas. Esto se debe a las normas éticas y profesionales especiales que deben cumplir los abogados y las personas que prestan asesoramiento jurídico. De hecho, la mayoría de ellos no pueden proporcionar asesoramiento jurídico real. Sólo pueden ofrecer información jurídica gratuita (por ejemplo, dónde encontrar un determinado formulario judicial, etc.).

Por lo tanto, si una persona necesita asesoramiento o representación legal real y no puede pagar un abogado, puede ser elegible para obtener un abogado de forma gratuita. El que una persona reúna los requisitos para recibir asistencia jurídica gratuita dependerá de las directrices específicas promulgadas por el estado en el que resida.

Por último, la forma más rápida de determinar si se puede obtener un abogado gratis es visitar el sitio web de un estado y revisar la lista de requisitos, o ponerse en contacto con una sociedad local de asistencia jurídica.

Defensores públicos

Es como el estado de los derechos Miranda: Si te arrestan y te acusan de un delito, tienes derecho a un abogado. Aquí encontrará una lista por estados de las organizaciones de defensores públicos. De lo contrario, un juez le nombrará un abogado cuando se le acuse formalmente de cargos penales.

Asistencia jurídica financiada por el gobierno federal

Existe una amplia gama de opciones de asistencia jurídica, por lo que la calificación dependerá de factores como sus ingresos, su estado de salud, su ubicación y si su asunto es civil o penal. Para encontrar ayuda legal en su zona, comience con esta herramienta de búsqueda de ayuda legal creada por la Corporación de Servicios Legales, una organización sin ánimo de lucro financiada con fondos públicos y creada por el Congreso.

El sitio Find Law también tiene una lista completa de recursos legales, incluidos los de ámbito estatal. Y para las familias de militares, este sitio web ofrece enlaces a recursos legales, así como un directorio de búsqueda de servicios legales gratuitos en su zona. Si busca protección para el consumidor, consulte con las oficinas de protección del consumidor de su estado, que se encuentran aquí.

Programas locales pro bono

Los colegios de abogados, las facultades de derecho y los bufetes privados también ofrecen servicios jurídicos gratuitos, normalmente centrados en cuestiones comunitarias como los derechos civiles o la protección del consumidor, en lo que se conoce como programas pro bono (pro bono publico significa «para el bien público»). Para obtener una lista de programas pro bono en su estado, comience aquí. Es posible que las facultades de Derecho no puedan ofrecerle un abogado, pero sí ofrecen clínicas jurídicas que pueden asesorarle -puede encontrar algunas en esta lista-, aunque otra opción es buscar las facultades de Derecho locales y ponerse en contacto con ellas directamente, también (esto también se aplica a los bufetes de abogados privados locales).

Por último, algunos abogados están dispuestos a ofrecer su tiempo para ayudar a personas necesitadas. Esto se llama representación «pro bono» (que significa simplemente «gratis» en latín). Muchas ciudades y condados tienen clínicas legales pro bono que ofrecen asesoramiento legal gratuito y ayuda para rellenar formularios. Para la representación real en un procedimiento judicial, puede encontrar una sociedad de asistencia jurídica cerca de usted. Los abogados que trabajan con la asistencia jurídica son empleados (pagados por una organización benéfica) o voluntarios que se encargarán de los casos que cumplan los requisitos y le representarán en los tribunales u otros procedimientos.

Por lo general, tienes que cumplir con los requisitos de ingresos y el caso debe cumplir con ciertos criterios, como tener una probabilidad razonable de éxito y ser muy meritorio. En algunos casos, la sociedad de asistencia jurídica puede pedir que se le permita recuperar los honorarios del abogado de la otra parte si usted gana el caso. Lamentablemente, como usted no ha pagado nada, esto no volverá a su bolsillo, pero podría ayudar a pagar a la siguiente persona que necesite representación legal gratuita.

En otros casos, los abogados privados a veces se ofrecen para representar a alguien. En estas situaciones, se trata realmente de un acto de caridad, ya que el abogado probablemente nunca verá ningún pago por sus servicios. Sin embargo, muchos abogados consideran que retribuir a la comunidad es una parte esencial de su obligación profesional y, por lo tanto, es posible obtener la asistencia de un abogado muy competente sin ningún coste. Los bufetes de abogados más grandes suelen ser conocidos por este tipo de servicios, y acostumbran a exigir a sus abogados miembros que dediquen una cierta cantidad de tiempo al mes a ayudar a los menos afortunados.

Centros legales de autoayuda

Muchos estados ofrecen centros legales de autoayuda que proporcionan abogados o asistentes legales que pueden responder a sus preguntas legales y ofrecer orientación sobre cuestiones específicas, como la manutención de los hijos o la inmigración. Esto no es lo mismo que tener un abogado, pero es un buen punto de partida, especialmente si sólo quiere entender mejor la ley. El Colegio de Abogados de Estados Unidos tiene una lista de clínicas de autoayuda por estado aquí. Además, busque en Google «Legal Hotline» y su estado, ya que algunos estados tienen asistencia telefónica específica que también puede ofrecer consejos prácticos.

¿Hay ayuda legal gratuita en los casos penales?

Una persona que se enfrenta a cargos penales tiene derecho a un abogado. Si esa persona no puede permitirse contratar un abogado, entonces el gobierno deberá asignar y pagar uno en su nombre. Siempre que una persona reúna los requisitos para la representación legal gratuita, el gobierno no puede negarse a pagar por su abogado porque violaría los derechos constitucionales de esa persona.

En los casos penales, a quienes no puedan pagar un abogado el tribunal les asignará un representante legal gratuito. Estos representantes suelen ser seleccionados de la oficina local de abogados de oficio. El objetivo principal de la designación de un defensor público es garantizar que las personas que no pueden pagar la asistencia jurídica en un caso penal sigan recibiendo una representación justa en el tribunal.

Además, aunque una persona no pueda elegir un defensor público específico para que la represente, sus servicios seguirán siendo gratuitos.

Consejos para encontrar un buen abogado cerca de mi

Sin embargo, esa es la parte complicada. ¿A cuál debe contratar? Siga leyendo para saber cómo seleccionar al mejor abogado.  Aquí tienes los 6 consejos para encontrar un buen abogado que te represente.

1. Identifique su problema legal y elija al abogado adecuado

En primer lugar, asegúrate de saber a qué tipo de problema legal te enfrentas. El derecho tiene diferentes campos y subespecialidades. Por eso es importante determinar qué tipo de abogado necesita para resolver su problema.

Puede consultar a su asesor empresarial, a un contable o a un abogado generalista de empresa si su asunto está relacionado con el trabajo. La elección del especialista adecuado garantizará que su abogado conozca todos los matices legales y las últimas novedades aplicables a su problema. Así, podrán ofrecerle los mejores servicios.

2. Busque un abogado local

Un abogado que conozca su región puede ayudarle al máximo. Obviamente, todo depende de la naturaleza de su problema: a veces, pedir ayuda a un especialista nacional sería la mejor opción. Sin embargo, en los casos no relacionados con la legislación federal, es mejor buscar a alguien local.

Un abogado cercano a su zona estará familiarizado con las leyes y procedimientos locales, así como con las autoridades locales, tanto judiciales como administrativas. Además, podrá concertar fácilmente una cita cara a cara con su abogado si se encuentra lo suficientemente cerca de usted. Obtenga la información todo sobre la elección del mejor abogado de motos.

3. Ten en cuenta su experiencia, si es abogado civil o criminalista

Uno de los factores más importantes que debes tener en cuenta a la hora de elegir un abogado es su experiencia profesional. Puedes esperar que un abogado sea capaz de ayudarte si tiene un historial de éxito con tu tipo de asunto legal. Busca siempre un profesional con amplios conocimientos y experiencia en el campo del derecho en el que necesitas su ayuda.

4. Obtenga referencias

Consulte siempre las referencias del abogado para asegurarse de que le va a prestar el mejor servicio. Puede pedir al abogado que le prepare una lista de sus clientes anteriores para consultarla. Sin embargo, tenga cuidado, ya que estas opiniones pueden ser parciales. Compruebe sus antecedentes, consulte fuentes en línea o incluso colegios de abogados.

Además, puede pedir a otros abogados que le proporcionen información sobre el abogado que le interesa. Es probable que conozcan sus habilidades y su reputación y pueden darte información valiosa sobre la ética, el nivel de competencia o los hábitos de práctica de otros abogados.

5. Busque una excelente capacidad de respuesta y comunicación

No basta con encontrar un abogado con conocimientos y buena reputación. La persona que lleve su caso legal debe ser capaz de comunicarse bien y explicarle la jerga legal. Una persona que pueda ayudarle a entender mejor su asunto le hará sentirse más tranquilo. Además, es esencial encontrar un abogado con buena capacidad de organización.

A veces los casos legales sufren cambios rápidos, y usted no tendrá una visión completa del asunto si su abogado no le notifica todas las novedades. Para asegurarte de que tu caso está en las mejores manos, asegúrate de contratar a un profesional con grandes habilidades interpersonales.

6. Pregunte por los honorarios

Contratar a un buen abogado puede ser caro. Recuerde preguntar por los costes durante la primera reunión. Averigüe los procedimientos y métodos de facturación del bufete y asegúrese de que puede pagar esos servicios. La facturación por horas es una práctica popular, pero muchos abogados acordarán métodos de facturación alternativos.

Si su caso requiere un mayor volumen de trabajo, puede pedir una tarifa reducida. Averigüe también si tendrá que pagar honorarios adicionales, por ejemplo, relacionados con gastos de viaje, copias, franqueo, gastos de peritaje, etc. Es más, intente obtener por escrito una estimación de lo que costará su caso, y asegúrese un contrato por escrito para asegurarse de que no le sorprenderán con cargos adicionales.

Si quiere encontrar el mejor abogado para su caso, sea extremadamente minucioso. Sin embargo, no debe preocuparse si sabe poco o nada sobre cuestiones legales. Un gran experto le ayudará y le proporcionará servicios fiables. Contratar a un profesional le ahorrará tiempo y nervios, y definitivamente vale la pena el dinero.

5/5 - (2 votos)